Nuestra ruta comienza un fin de semana en el que dijimos: ¿dónde podríamos ir? ¿qué podríamos hacer que sea diferente y que esté “relativamente” cerca de Barcelona? Después de mirar la lista de lugares que nos gustaría conocer y que aún teníamos pendientes enseguida nos pusimos de acuerdo…¡Bardenas Reales!

Puede que no sepas de qué estamos hablando pero estoy segura de que te sonarán más de lo que crees si ves una fotografía. Lo cierto es que varias de sus formaciones aparecen en muchos anuncios e incluso películas. Algunos títulos conocidos son The Counselor, de Ridley Scott con Javier Bardem, Penélope Cruz y Bard Pitt o El mundo nunca es suficiente de Michael Apted con Pierce Brosnan.

Nos llamaron la atención ya que por fotos parecía Utah o Arizona pero… lo cierto es que se trata de Navarra.

                   "El Gran Cañón español"

¿Dónde están y cómo se llegaron a formar?

Las Bardenas Reales están en el Parque Natural de las Bardenas Reales, Navarra, muy cerca de la frontera con Aragón.

Nuestra excursión comienza desde la ciudad de Barcelona, fuimos directos y llegamos en aproximadamente 4h 30min (hay unos 408km). Otra opción podría haber sido parar en Zaragoza y luego ir a conocer las formaciones pero finalmente decidimos ir directos.

Si vas, encontrarás un paisaje totalmente distinto al que estamos acostumbrados a ver por todo el país. La erosión creada por el agua y el viento sobre el yeso y la arcilla ha dado paso a un paisaje desértico de formas muy diferentes creando mesetas, barrancos y cerros. Sin duda, se trata de un paisaje lunar en toda regla.

El origen de las formaciones tan curiosas es gracias a su historia geológica y las erosiones causadas por las precipitaciones y el caudal del agua procedente de las montañas hace millones de años. Estas han dejado que fueran llegando sedimentos y poco a poco se han ido solidificando dando paso a las formaciones que conocemos hoy en día.

¿Cómo llegamos hasta ellas y cómo las podemos visitar?

Desde Barcelona, llegamos por la NA- 134 (pasado Tudela), nos desviamos por la NA-8712 hasta girar a la derecha por el camino “Camino las Bardenas Reales” y llegar al centro de información de visitantes.

Nosotros decidimos ir a descubrir las formaciones por libre con nuestro coche aunque también existe la opción de contratar un tour guiado, conocerlas andando o con ruta BTT.

La entrada es gratuita y, si vas con tu propio coche, la ruta ya estará preestablecida. ¡Ojo, pasarás por caminos de tierra pero te podrás ir parando a la vez que investigas qué formaciones y zonas hay!

Hay muchas formaciones por ver pero no te agobies ya que dispones de bastante tiempo. El parque cierra una hora antes de que se ponga el sol (normalmente hasta las 20h) aunque eso dependerá de la temporada en la que nos encontremos.

Entre las formaciones que destacan y suelen llamar más la atención de los visitantes se encuentran Castildetierra, Blanquizales, Mirador de Juan Obispo o Bandoleros. Todas muy peculiares y con una historia detrás que, sin duda, las hace aún más especiales.

Castildetierra es la formación más conocida y también símbolo de Las Bardenas Reales. La razón es su curiosa silueta ya que aún estando en un avanzado estado de erosión, todavía conserva su cabecera de arenisca (roca dura).

Detrás de Castildetierra podrás encontrar el Barranco de las Cortinas, el cual cuando hay un temporal de lluvia se llena de agua y hace que su forma varíe. Aunque las lluvias son escasas (350mm/año) cuando suceden suelen cambiar un poco el paisaje y hace que sea otro motivo de visita.

Curiosidades de la zona

Lo más curioso para nosotros fue que no solamente se podía encontrar un Parque Natural, hay varias zonas entre ellas una zona de uso militar actualmente en activo… ¡Nunca nos lo hubiéramos imaginado!

A veces, no hace falta irnos a Utah o Arizona ya que muy cerca (o a unas horas conduciendo) podemos encontrarnos con lugares que también nos dejarán con la boca abierta.

¿Qué más puedo hacer?

Si quieres pasar el fin de semana cerca y alojarte en un hotel totalmente distinto te recomendamos el hotel Aire de Bardenas. Un hotel burbuja con habitaciones cápsula.

Si por el contrario quieres pasar el resto de los días fuera, hay varias ciudades y zonas que quedan bastante cerca como podría ser Pamplona (1h en coche), Logroño (1h 20 min) o incluso San Sebastián (aproximadamente 2h), nuestra opción.

Lo cierto es que le tengo un cariño especial a San Sebastián y siempre que tengo oportunidad voy a visitarla (aunque luego tengamos que conducir unas 6h de vuelta en coche).

Si quieres conocer un poco más de Las Bardenas Reales puedes dejarte perder con las fotos que te enseño a continuación o encontrar más información en:

https://bardenasreales.es/
https://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/Patrimonio/3023/Parque-Natural-de-las-Bardenas-Reales.htm